¿Habéis sido buenos este año?


La tradición dice que los Reyes Magos dejaban carbón, en vez de juguetes, a los niños que se han portado mal durante el año. Así es como los Reyes Magos se burlaban de los niños malos, dejándoles algo que ya podían encontrar en la chimenea de su casa. Con el paso de los años el carbón se sustituyó por carbón de azúcar, una golosina que presenta el aspecto del carbón natural. Incluso es costumbre regalar carbón dulce a los niños que se han portado bien, como recordatorio o advertencia de lo que puede pasar si durante el año siguiente no se comportan como deben.
Fuente:http://www.oviedocorreo.es/

Bueno, como aquí ya somos todos mayorcitos, cada cuál que se coja un pedazo que corresponda más o menos al tamaño de sus "pecados"... ¿Habrá para todos?



Ingredientes:
  • 750g de azúcar
  • 150ml de agua
  • 100g de azúcar glas
  • 1/2 clara de huevo (20g)
  • Colorante alimenticio negro
Preparación:

Forramos un recipiente con papel de aluminio. Reservamos.
Batimos ligeramente la clara de huevo...

y le añadimos por tandas el azúcar glas. Removemos bien hasta que quede perfectamente integrado (lo que viene a ser la glasa real) Añadimos el colorante negro...

y removemos hasta obtener un color homgéneo. Ponemos un amplio recipiente al fuego con el azúcar y el agua...

Y dejamos hervir hasta alcanzar los 130ºC , momento en el que retiramos del fuego y añadimos rápidamente colorante negro hasta alcanzar el color deseado y a continuación la glasa. Removemos con una cuchara de madera y el preparado comenzará a crecer que parecerá se va a desbordar. En ese momento lo volcamos sobre el molde con papel de aluminio y dejamos enfríar por completo.

Una vez frío lo cortamos y... listo para regalar!!



Con esta receta me despido hasta el próximo año.
Os deseo unas Felices Fiestas a todos y un próspero Año Nuevo.


A continuación os dejo una selección de recetas que os pueden venir estupendas para estos días. (Pinchando en la imágen accedeis a la receta)


profiteroles


Los profiteroles o petisús son bolas elaboradas con pasta choux que se rellenan con diversos ingredientes según las regiones de Europa donde se elaboren. En Galicia suelen estar rellenos de ingredientes dulces como crema o chocolate, pero existen otras variantes saladas en la cocina francesa que contienen queso y que pueden llegar a participar en la elaboración de ciertas sopas, los austriacos que contienen queso quark.

En las cocinas gallegas aparece este plato como un postre, mientras que en otras regiones de la cocina europea se puede ver como ingrediente de diferentes platos principales como sopas. En Argentina los profiteroles son más conocidos con el nombre de Bombas de Crema (el relleno más común es la crema pastelera, aunque también es frecuente el de dulce de leche) e integran el exquisito conjunto de las "Masas finas". En Uruguay se las conoce como "masitas", con las cuales se acompañan a desayunos y, especialmente, meriendas
Y por supuesto, no pueden faltar en la mesa por navidad...




Ingredientes:
Preparación:
Ponemos el agua junto con la mantequilla al fuego y esperamos a que la mantequilla se derrita por completo y toda la superficie esté hirviendo...


En ese momento, apartamos del fuego y le añadimos la harina de golpe. Removemos con una cuchara de madera...


Devolvemos la preparación al fuego y seguimos removiendo hasta que la masa resultante espese y se despegue de las paredes del cazo...



Pasamos la masa a un recipiente limpio y dejamos enfriar un poco. Batimos los huevos ligeramente...



Vamos añadiendo los huevos poco a poco y batiendo al mismo tiempo. La masa se irá volviendo más cremosa y brillante. Tendremos el punto exacto cuando una cuchara de madera se quede inmóvil dentro de ella. Colocamos la preparación en un manga pastelera y hacemos montoncitos no demasiado grandes ya que luego en el horno aumentarán bastante su volumen...


Introducimos a horno precalentado a 170ºC durante 20 minutos aproximadamente. Dejamos los profiteroles dentro con el horno apagado un mínimo de 15 minutos.(esto ayudará a que se sequen  e impedirá que luego se bajen) Los retiramos del horno y los dejamos enfriar. Los cortamos al medio y los abrimos...



Los rellenamos de lo que más nos guste. En este caso de crema pastelera. Derretimos chocolate con un poquito de mantequilla y le echamos una cucharadita por encima. Podemos servir de inmediato o llevar al frigorífico para endurecer. Son exquisitos.





Habréis notado que últimamente el ritmo de mis publicaciones ha aumentado considerablemente y esto es debido a que me tomaré unas vacaciones blogueriles por navidad y quiero dejaros el mayor número de recetas posible. Aprovecho para pediros disculpas por no ir tanto por vuestras cocinas pero últimamente la escasez de tiempo me lo impide pero espero que no me lo tengáis en cuenta y me pondré al día en cuanto pueda.
Mañana o pasado, publicaré la última receta de este año 2010.

bomba de tiramisu y baileys



Receta totalmente de aprovechamiento. Os cuento...
Llevaba ya algún tiempo circulando por la nevera un bote de mermelada de arándanos rojos que no nos había gustado nada en casa pero que era incapaz de tirar y estaba esperando el momento de camuflarlo en alguna receta...
Había dos tarrinas de queso mascarpone a punto de caducar...
Un paquete abierto al que sólo le quedaban tres bizcochos de soletilla y cuya esponjosidad brillaba por su ausencia...
Una botella de Baileys al que le quedaba el último suspiro y que había que terminar para ir a por otra jejeje...
Un cartón de nata de 500ml que  estaba abierto pero casi lleno...
Una lata de cacao puro Valor que para lo poquito que le quedaba, ocupaba demasiado espacio...
Había que hacer algo, no????

Vayamos con la receta...






Ingredientes:
  • 1 bizcocho para brazo de chocolate (vemos su preparación AQUI, solo sustituimos 20g de harina por cacao)
  • Mermelada de arándanos rojos
  • 5 hojas de gelatina
  • 100ml de Baileys
  • 150g de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 2 tarrinas de queso mascarpone (500g)
  • café
  • 400ml de nata
  • bizcochos de soletilla
Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.
Montamos la nata y reservamos.



Mezclamos las yemas con el azúcar y añadimos el queso mascarpone. Batimos...



Añadimos el Baileys. Escurrimos la gelatina, la deshacemos en un poco de leche caliente y la incorporamos a la mezcla, removemos para integrar. Añadimos la nata con movimientos envolventes...



Removemos con cuidado hasta que resulte una crema homogénea. Mojamos el bizcocho con café, (no lo mojaremos en exceso)...



Le untamos una fina capa de mermelada y lo volvemos a enrollar...



Forramos un bol con papel film y cortamos el bizcocho en rodajas...



Colocamos las rodajas de forma decorativa en el bol...



En su interior ponemos un poco de la crema de mascarpone y encima de esta los bizcochos de soletilla mojados en café...



Terminamos colocando otra capa de crema y cubriendo con el resto de las rodajas de bizcocho. Introducimos en la nevera preferiblemente de un día para otro. Desmoldamos dando la vuelta.



Podemos decorar la base (aunque no es necesario) En este caso con merengue italiano y unas guindas.

Tarta de stracciatella y caqui

Mi madre en su huerto tiene un árbol de caquis y claro, cuando los hay, pues hay muchos. A mi no me gustan especialmente, pero a ella le encantan y dada la abundancia me dio una gran bolsa repleta. Ayer mientras cenaba, miré para el frutero y daba pena ver como se iban estropeando sin que nadie hiciera buena cuenta de ellos...
El día anterior, había derretido un poco de chocolate para un experimento que al final no llevé a cabo y tenía una fina lámina de chocolate encima de la encimera, de la que iba cogiendo un trocito y llevándolo a la boca cada vez que pasaba por la cocina, así que con esto pensé en preparar una tarta con esos caquis cuyo destino más probable era la basura. Pues bien, no sabía yo que comenzaba la elaboración de una de las tartas más ricas que he comido nunca. Esto está tremendo! Os gusten los caquis o no...

Vayamos con la receta









Ingredientes:
  • 1 bizcocho de chocolate para tartas en el microondas (podéis ver su preparación en esta receta, sólo tenéis que sustituir 15g de harina por cacao)
  • 500ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 200g de azúcar
  • 300g de puré de caqui
  • 12 hojas de gelatina
  • 330g de yogur natural
  • 90g de chocolate picado
  • 100ml de leche
Preparacion:
Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.
Forramos un molde desmontable con papel de horno. Preparamos el bizcocho base y lo colocamos en el molde. Lo podemos calar con algún almíbar. Reservamos. Montamos la nata. Reservamos. En un recipiente, unimos los yogures, el puré de caqui y mezclamos...


Añadimos el azúcar y mezclamos de nuevo. Calentamos la leche y deshacemos en ella las hojas de gelatina...


Una vez bien homogénea la mezcla, añadimos el chocolate picado y removemos...

Integramos la nata con movimientos envolventes y una vez todo bien mezclado lo volcamos en el molde. Llevamos al frigorífico a endurecer, un mínimo de 4 horas. (Mejor de un día para otro)


Pasado el tiempo, retiramos el papel y decoramos al gusto. Si quereis hacer la cenefa de chocolate, cortais una tira de papel de horno del mismo diámetro de la tarta y un poco más alto. Derretis chocolate y haceis dibujos sobre la tira. La colocais alrededor de la tarta haciendo un poco de presión para que quede bien pegado el chocolate. LLevais a la nevera para que endurezca y retirais el papel con muuuuuuuuuuuucho cuidado. (tengo que deciros, que la cenefa de chocolate de esta tarta estaba perfecta cuando la coloqué, pero sólo a mi se me ocurre ponerla debajo de 4 focos para hacerle las fotos, de ahí que la veaís torcida, casi se me derrite!!)

Pudin de pan con pasas

El pudín de pan es un postre que me encanta y en navidades es cuando más lo preparamos en casa, pues dadas las comilones de las que disfrutamos por esta época del año, siempre nos va quedando una gran cantidad de pan acumulado y que mejor forma de emplearlo que así, convertido en una preparación muy sencilla, pero no por eso menos rica.





Ingredientes:
  • 500g de pan de días atrasados
  • 1500ml de leche entera
  • 2 limones
  • 500g de azúcar
  • 150g de pasas
  • 100g de mantequilla
  • 10 huevos
Preparación:

Ponemos las pasas en remojo en agua templada. Reservamos.
Cortamos el pan en rebanadas y ponemos la leche a hervir con la piel de un limón...



Cuando la leche comience a hervir, la retiramos del fuego y la volcamos sobre el pan pasándola por un colador. Dejamos unos minutos para que el pan se empape...



Damos una vueltas y añadimos la mantequilla. Removemos hasta que esta se derrita. Añadimos los huevos, el azúcar, la ralladura de un limón y el zumo de los dos limones...



Batimos hasta que la mezcla esté homogénea. Escurrimos las pasas y las añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien...



Volcamos esta preparación en un molde acaramelado e introducimos en el horno a baño María por espacio de una hora o hasta que esté cuajado...



Dejar enfríar, desmoldar y servir.







Champiñones de merengue

Unos champiñones muy vistosos y fáciles de hacer. Ideales para decorar nuestros postres navideños.
En breve os pongo la receta que decoré con ellos...



Ingredientes:
  • 2 claras de huevo
  • 160g de azúcar glas
  • Una pizca de sal
Preparación:

Batimos las claras con la sal hasta que estén bien montadas. Empezamos a añadir el azúcar a cucharadas, batiendo bien antes de añadir la siguiente...
Una vez añadido todo el azúcar, continuamos batiendo, hasta que el merengue se vuelva brillante y se formen picos firmes...



Introducimos el merengue en una manga con boquilla lisa y formamos la parte superior de los champiñones y el tronco...



Introducimos a horno precalentado a 70ºC durante una hora (yo lo hago con la puerta del horno entreabierta) Pasado el tiempo los dejamos enfríar y comenzamos a montarlos. Los posibles picos que nos hayan podido quedar, los limamos con un rallador de cocina...



Colocamos los "sombreros" de los champiñones en una superficie donde se aguanten, yo utilicé una cubitera. Pintamos la supericie plana con chocolate derretido y adherimos a ella el tronco del champiñón...



Dejamos solidificar el chocolate en la nevera y ya tenemos listos los champiñones. Los podemos espolvorear con un poquito de cacao.

Tarta de queso, champan y sagu de uva

Esta receta no estaba prevista publicarla hoy. En realidad ni siquiera tenía claro que "vería la luz" pero el otro día por error, le di a publicar y aunque la rescaté en cuestión de segundos, a vosotros ya os constaba la actualización del blog y habéis sido unos cuantos los que me habéis preguntado, y recuerdo especialmente el comentario de Ranger (Olor a jazmín) que muy graciosa ella, me pedía que le explicase que era el sagú de uva. Y ya que la he citado, no puedo menos que recomendaros su blog, ¡es buenísimo! yo ya he hecho varias de sus recetas y son éxito seguro. Bueno, pues Ranger, aquí tienes la explicación:

De vez en cuando voy a Portugal, y claro, como es costumbre en mi (supongo que muchos de vosotros también lo haréis) cada vez que estoy en un sitio nuevo, entro en los supermercados, por esto de mirar "las cositas que tienen" y en el país vecino, lo paso bomba. Me quedo alucinada con lo que hay allí, sobre todo para repostería.

Esencias de todo tipo, me he traído de chocolate, de ron, de piña, de fresa, de almendra... En colorantes tienen toda la gama, me he traído color marrón, naranja, rosa... Hay harinas especiales y específicas para cada elaboración, el chocolate blanco para fundir no puede ser mejor, fécula de patata, arroz especial para el arroz con leche, latas con puré de fruta (me he traído de mango) y mientras miraba todo esto, me llamó la atención la caja que veis en la imágen...



Según pone en la caja, es sagú de mandioca, también conocido como yuca, un tubérculo parecido a la patata, muy rico en hidratos de carbono. Esto es lo que hay en su interior...



El sagú, es la bolsa de bolitas blancas, la otra bolsa contiene el colorante y el sabor...

La verdad es que queda súper vistoso esto, así que pensé que una tarta de queso, con esto por encima con lo llamativo que resulta a la vista, sería la manera perfecta de emplearlo.

Aprovecho, ya que estoy hablando de Portugal para saludar a mis seguidores Lusos, que son ya unos cuantos y animaros a todos a visitar este precioso país.

Ah! que se me olivadaba, por supuesto me he venido cargadita de bacalao!!! Buenísimo!.
Vayamos con la receta...



Ingredientes:
Para la base de bizcocho: (esta receta se la he visto a Onega, magia en mi cocina)
  • 2 huevos
  • 50g de azúcar
  • 50g de harina
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de bicarbonato
Para la crema de queso:
  • 300g de queso philadelphia
  • 250g de queso mascarpone
  • Una lata de leche condensada (397g)
  • 400ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 12 hojas de gelatina
  • Azúcar al gusto
Para la capa superior:
  • 750ml de champán
  • Sagu de uva
  • 4g de agar agar
Preparación:
Empezamos preparando el bizcocho base. Para ello montamos los huevos con el azúcar hasta que aumenten el doble su volúmen...

Le añadimos la harina mezclada con la sal y el bicarbonato, integrándola con movimentos envolventes...

Volcamos la mezcla resultante en un molde de silicona y lo introducimos en el microondas a máxima pontencia (8ooW) durante dos minutos y medio. Retirar, dejar enfríar y colocar como base de un molde desmontable forrado con papel de horno. Reservar. (lo podemos calar con algún almíbar)

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Reservamos. Mientras, mezclamos los quesos con la leche condensada para suavizarlos...

Una vez tengamos una crema lisa y homogénea, montamos la nata...

Deshacemos la gelatina (escurrida) en un poco de leche caliente y la mezclamos con los quesos...

 Removemos para integrar y mezclamos la nata que tenemos montada con movimientos envolventes...

Volcamos la preparación en el molde que tenemos reservado y llevamos al frigorífico hasta cuajar (mínimo 4 horas). Para preparar el sagú, ponemos un recipente con 1200ml de agua al fuego, cuando rompa el hervor, añadimos el paquete que contiene el sagú y dejamos cocinar a fuego medio aproximadamente 35 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que las bolitas estén transparentes...



Retiramos el sagú del fuego y adicionamos el contenido del paquete con el sabor y mezclamos bien hasta obtener un color homogéneo...



Llevamos a ebullición la botella del champán, momento en el que le añadimos 4g de agar agar en forma de lluvia. Removemos, dejamos hervir por dos mintuos y mezclamos con el sagú...


Volcamos esta preparación con cuidado sobre la crema de queso y llevamos de nuevo al frigorífico para endurecer... ( escurrimos un poco el líquido si resulta demasiada cantidad)

Pasado el tiempo, retiramos el papel de horno y servimos.



preparado para chocolate a la taza

Aunque una taza de un buen chocolate caliente apetece durante todo el frío invierno, sobre todo donde yo vivo, siempre lo tomo en navidad. Quizás sea por la famosa costumbre del chocolate con churros en año nuevo pero yo lo tengo asociado a esta época del año y para mi, es una receta típica navideña.

Os traigo un preparado de chocolate a la taza que podemos adaptar a nuestro gusto,(más espeso o menos espeso, más de aquello o menos de lo otro...) y que podemos hacer en las cantidades que consideremos oportunas para tener guardado y ser utilizado en cualquier ocasión.

Modo de empleo: tan sólo tenemos que poner en un tazón una o dos cucharadas colmadas del preparado y añadir leche hirviendo... Remover y listo!



Ingredientes:
  • 100g de cacao puro Valor
  • 60g de chocolate fondant al 70% de cacao
  • 1/2 cucharada de canela
  • 200g de azúcar glas
  • 20g de fécula de patata
  • 30g de maizena
Preparación:

Rallamos el chocolate y mezclamos bien con el resto de ingredientes. Lo tamizamos todo y lo guardamos en un bote hermético en un lugar seco.



Receta adaptada de:http://dolciagogo.blogspot.com/2010/02/cioccolato-in-polvere-per-tazza.html

Almejas de carril a la marinera

Vivo a cinco minutos de carril, y esto andando. Disfruto de estas maravillosas almejas cada poco y en distintas recetas, aunque como más me gustan es así, a la marinera. Creo que hay ingredientes que aunque se cocinen de mil formas diferentes y por mucho innovar en la cocina ya tienen una receta que es la ideal, como ocurre con el pulpo por ejemplo, que me lo den de mil formas preparado, con arroz, en empanada, en ensalada... si, está rico pero como "á feira" para mi no hay, y si es en una romería en Galicia, hecho por una pulpeira en un gran caldero de cobre, donde se cuecen 20 pulpos juntos, en plato de madera, sal gorda, pimentón, aceite de oliva y un palillo de los de toda la vida para pinchar, unido con una buena bolla de pan y una taza de vino tinto... Esto sabe a gloria bendita...¿o no?

Para mi ocurre exactamente lo mismo con las almejas, la marinera es la mejor opción y la receta ideal para saborear estas exquisitas piezas, que me las trajeron a casa recién cogidas en un caldero con agua de mar (todo un lujo eh). Las dejé toda la noche así para que soltasen las posibles arenas que pudiesen tener.


He comido almejas en restaurantes de mucho postín, en restaurantes cutres, en casas de amigos, en bodas, en un sinfín de sitios en los que me han gustado mucho, en los que no me han gustado nada y en otros que me han dejado totalmente indiferente, pero las mejores almejas y la mejor receta que he probado, es la de mi madre. Los que me conocéis, sabéis muy bien de lo que hablo. Así que, aquí os traigo su receta,  que por supuesto, guardaré como oro en paño...


Ingredientes: 
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • 1/2 tomate
  • 1/2 pimiento rojo
  • Azafrán
  • Una pastilla de avecrem
  • Un vaso de vino blanco
  • Agua
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Una cucharada de harina
  • 1kg de almejas
Preparación:

Ponemos una tartera al fuego con un fondo de aceite de oliva. Picamos la cebolla, los ajos, el pimiento y el perejil muy picadito y lo añadimos a la tartera a pochar. Pasado el tiempo añadimos el tomate rallado y removemos. A continuación añadimos 1/2 cucharadita de pimentón dulce y una puntita del picante, damos unas vueltas, añadimos las almejas y tapamos para que abran.



Una vez abiertas añadimos el vaso de vino blanco, el laurel y tapamos de nuevo. Preparamos una taza de agua en la que diluimos la pastilla de caldo, el azafrán y la cucharada de harina, removemos bien y añadimos esta preparación a las almejas, mientras agitamos la tartera.



Probamos de sal, dejamos dos minutos para que "engorde" un poquito la salsa y servimos.

Pan de leche condensada

Me encanta la leche condensada pero me resulta demasiado empalagosa y pesada para tomarla por si sola, aunque de pequeña menudas tostadas que le metía al cuerpo y como me relamía!!! Y es que entonces podía una comerse una vaca y no engordaba ni un gramo, pero claro, eso con los años cambia, y de que forma!!
El caso es, que receta que encuentro con este ingrediente me lo apunto para hacerla y de momento nunca me ha decepcionado. Como es el caso de este pan, queda dulce pero no en exceso, muy esponjoso y de un sabor riquísimo. Ideal para el desayuno, la merienda o simplemente por que si. Porque aunque ahora una engorde con sólo respirar, de vez en cuando hay que darse un caprichito...



Ingredientes:
  • 1 lata de leche condensada (397g)
  • 1 lata (de la leche condensada) de leche normal
  • 1/2 lata de aceite de oliva suave o girasol
  • 50g de levadura fresca
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1kg de harina aproximadamente
  • una pizca de sal
Preparación:

En una jarra batidora ponemos la leche condensada...

Añadimos la leche normal...


El aceite y los dos cubos de levadura...

La vainilla y la sal...


Y por último los tres huevos. Batimos todo y volcamos la mezcla resultante en un recipiente amplio...

Vamos añadiendo la harina poco a poco y removiendo con una cuchara de madera. Terminaremos amasando con las manos...

Hasta formar una masa elástica que no se pegue a los dedos. Untamos un recipiente con una fina capa de aceite y colocamos en el nuestra masa...

La cubrimos con papel film y dejamos levar hasta que aumente el doble su volumen...

Dividimos la masa en 5 porciones de 200g cada una y formamos tiras alargadas con ellas. Vamos a formar una trenza de 5 cabos...

Para ello, unimos los cinco cabos por una de sus puntas y los separamos en dos grupos, tres cabos a la derecha y dos a la izquierda...

Colocamos el primer cabo de los tres de la derecha, en el último lugar de los dos cabos de la izquierda. A continuación, colocamos el primer cabo de los tres de la izquierda, en el último lugar de los dos de la derecha y así sucesivamente hasta que nos quedemos sin masa.

 Los extremos los unimos y los "metemos" hacia dentro para que nos quede una bonita forma. La dejamos levar de nuevo, pintamos con huevo batido y espolvoreamos de semillas de amapola.

Introducimos a horno precalentado a 180ºC durante 25 minutos.

Como sobra bastante masa, os pongo algunas cosas más que yo hice por si necesitais alguna idea...
Bollitos rellenos de nutella...

Enrollados rebozados en azúcar...

Magdalenas rellenas de mermelada...

Tarta de queso, chocolate y baileys con frutos rojos




 Pues bien, esta es mi tarta estelar por las fechas navideñas y debo decir que nunca le he probado, siempre siempre, la he preparado para regalar y como no sólo nunca me la han devuelto, si no que me piden la receta sin parar, doy por hecho que está muy buena. Ahora la comparto con todos vosotros y espero que estas navidades también se convierta en vuestra receta estrella...







Ingredientes:
Para la base:
  • 200g de galletas digestive
  • 100g de mantequilla
Para la crema de queso, chocolate y baileys:
  • Una tarrina de queso mascarpone (250g)
  • 150ml de baileys
  • 2 yogures de chocolate
  • 500g de nata
  • 200g de azúcar
  • 10 hojas de gelatina
  • 100g de chocolate al 70% de cacao
Para el baño brillante de chocolate:
  • 150g de azúcar
  • 120ml de agua
  • 100ml de nata
  • 55g de cacao puro valor
  • 2 hojas de gelatina
Decoración:
  • Frutos rojos
    Preparación:
    Forramos la base y las paredes de un molde desmontable con papel de horno. Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta formar una pasta con la que cubriremos la base del molde, dejándola lo más nivelada posible.

    Montamos la nata y reservamos. En un bol mezclamos el mascarpone con los yogures, el azúcar, el baileys y el chocolate derretido hasta dejar una crema homogénea y sin grumos. Diluimos la gelatina (hidratada previamente) en un poco de leche caliente y la añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos bien e incorporamos la nata con movimientos envolventes hasta integrarla. Volcamos esta preparación sobre la base de galletas e introducimos en el frigorífico un mínimo de 4 horas. Pasado el tiempo retiramos la tarta de la nevera y decoramos con los frutos rojos a nuestra elección.

    Le añadí a la tarta antes de los frutos rojos un baño brillante de chocolate,(que se merece un post) que haremos de la siguiente manera:

    ponemos en un cazo el azúcar, la nata y el agua a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva. Añadimos el cacao y una vez bien mezclado subimos la temperatura hasta que hierva. LLevamos esta preparación a 103ºC y una vez alcanzados retiramos del fuego y dejamos enfríar hasta los 60ºC momento en el que añadimos la gelatina que habremos hidratado y escurrido previamente, removemos y dejamos templar hasta los 40ºC. Retiramos la tarta de la nevera y echamos en forma de chorro el baño de chocolate dejándolo caer por las paredes de la tarta.Introducimos de nuevo al frigorífico para endurecer y decoramos al gusto.



    Pastas de te

    Esta receta concursa en el blog de Jose Manuel Asopaipas.
    I Concurso Internacional de Mantecado de Estepa.
    Fabricados por Mantecados San Enrique.

    Bueno pues parece que la cosa va de galletas...

    Siempre me ha gustado la cocina, en especial la repostería y desde que tengo el blog, he descubierto que para ciertas cosas tengo más "mano" que para otras. Es el caso de las galletas, todas me quedan bien (modestia a parte) y os aseguro que no soy de esas personas perfeccionistas que todo lo miden hasta que queda perfecto, para nada, más bien al contrario, casi todo lo hago a ojo y no pongo mucho empeño en la preparación, me suelo saltar muchos de los pasos, no espero los tiempos que indica la receta, sustituyo unas cosas por otras a mi antojo... y que ricas!! Cómo estas. Espero que os gusten.






    Ingredientes:
    • 300g de harina
    • 80g de manteca de cerdo
    • 100g de azúcar
    • 2 huevos
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • Una pizca de sal
    • Chocolate de cobertura
    Preparación:

    Colocamos en un procesador de alimentos, todos los ingredientes. Procesamos hasta formar una masa...


    Unimos la masa con las manos, la envolvemos con papel film y la dejamos media hora en la nevera...



    Pasado el timpo, estiramos la masa entre dos hojas de papel de horno y cortamos rectángulos aydudado de un cortapastas...


    Pasamos los rectángulos a una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y con un cuchillo recortamos las esquinas superiores para dar forma de bolsita de te...



    Con un palo de brocheta hacemos los aguejeros e introducimos en ellos un poquito de papel de aluminio para que no se cierren durante la cocción...


    Introducimos a horno precalentado a 170ºC unos 15 minutos, no deben dorarse en exceso. Una vez frías, cubrimos la parte inferior de chocolate de cobertura. Dejar solidificar y servir.



    Galletas linzer


    Tarde ociosa + lluvia = GALLETAS.
    Es una fórmula que no falla. Me encanta hacer galletas en las tardes lluviosas de aburrimiento. Parece mentira que con unos pocos ingredientes que todos solemos tener en casa y un poquito de tiempo, se hagan preparciones tan bonitas y sobre todo tan ricas.
    Unas galletas que no sólo enamoran a la vista, sino también al paladar. Os animo a probarlas.





    Ingredientes:

    200g de harina
    100g de mantequilla a temperatura ambiente
    70g de azúcar glas
    Un sobre de azúcar avainillado
    1 yema de huevo
    Mermelada de fresa

    Preparación:

    Batimos la mantequilla hasta que se forme una crema...



    Añadimos ambos azúcares y seguimos mezclando...

    Incorporamos la yema de huevo y la harina poco a poco...




    Unimos con las manos la masa resultante y la envolvemos en papel film. Mantenemos en el frigorífico por espacio de una hora...





    Pasado el tiempo extendemos la masa entre dos hojas de papel de horno y cortamos las formas de nuestras galletas. A la mitad les hacemos un agujero en el medio que serán las tapas superiores...




    Introducimos a horno precalentado a 160ºC unos 10/12 minutos. No deben coger color. Retiramos y dejamos enfríar sobre una rejilla...





    Colocamos una cucharada de mermelada de fresa en el centro de las tapas inferiores de galleta. Espolovoreamos de azúcar glas las superiores y las colocamos encima. Servir




    tarta de queso con masa quebrada

    Entre mis postres favoritos se encuentran las tartas de queso. Todavía y a pesar de todas las que he probado, aún no he encontrado ninguna que no me guste. Disfruto haciéndolas y disfruto comiéndolas.

    Y espero que vosotros disfrutéis de esta receta...





    Masa quebrada:
    • 500g de harina de repostería
    • 300g de mantequilla fría
    • 200g de azúcar glas
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 4 yemas de huevo
    • una pizca de sal
    Relleno:
    • 300g de queso philadelphia
    • 150g de azúcar
    • 1 cucharadita de vainilla en polvo o el interior de una vaina
    • 200g de nata agria
    • 3 huevos
    • 70g de maizena
    • 400g de nata ( Y digo gramos, no mililitros)
    Preparación:

    Comenzamos haciendo la masa quebrada. En un procesador de alimentos (También podemos hacerla a mano) colocamos la harina, la sal y la mantequilla en trozos. Procesamos y el resultado será una textura parecida al pan rallado...



    Añadimos las cuatro yemas de huevo, la vanilla y el azúcar. Procesamos de nuevo hasta que se forme una masa...



    La volcamos sobre la mesa de trabajo y la unimos con las manos. La cubrimos con papel film y la dejamos una hora en la nevera. Pasado el tiempo estiramos la masa entre dos hojas de papel vegetal...



    Colocamos la masa sobre un molde desmontable preferiblemente acanalado (28cm) y recortamos los bordes...



    Preparamos el relleno batiendo juntos todos los ingredientes. Volcamos la preparación resultante en el molde...



    Introducimos a horno precalentado a 180ºC unos 40 minutos hasta que esté cuajada. Dejar enfríar antes de servir.





    Y con la masa quebrada que ha sobrado, he preparado estas deliciosas galletas...

    galletas de maizena y leche condensada

    Creo que estas galletas no necesitan más presentación que su propio nombre. Su color blanco, tan fino, no dejan a nadie indiferente.

    Si queréis saber más, tendréis que hacerlas...





    Ingredientes:
    • 1 yema de huevo
    • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 200g de leche condensada
    • 350g de maizena
    • Azúcar al gusto (yo no le puse pero quedan poco dulces. Añadiría dos cucharadas)
    Preparación:

    Mezclamos bien el huevo, la mantequilla y la leche condensada...



    Añadimos la maizena tamizada y mezclamos bien...



    formamos las galletas haciendo bolas no demasiado grandes y aplastándolas ligeramente con un tenedor... (Yo a algunas les hice un hueco central que después de horneadas rellené de mermelada)



    Introducimos a horno precalentado a 160ºC durante 12/15 minutos. Dejar enfríar y servir.



    Pan rustico

    ¿No creeis que en los tiempos en los que estamos, de comida rápida y prefabricada, es todo un lujo poder hacer el pan en casa?
    ¿Porqué es tan poco inusual preparar pan, cuando resulta sencillo hacerlo y los ingredientes los tenemos al alcance de la mano? A mi no me importa que me salga un pan espectacular, valoro más el olor que desprende toda mi casa a panadería de pueblo mientras está en el horno, ver como se desarrolla la masa y en lo que finalmente se convierte, lo gratificante de las cosas cuando las has hecho tú misma y sin olvidarnos de esa indescriptible sensación, cuando finalmente le das el primer mordisco...
    Y sobre todo y ante todo...Me importa lo que como.

    Vayamos con la receta







    Ingredientes:

    Poolish:
    • 455g de harina de fuerza
    • 455g de agua
    • 1g de levadura fresca
    Para la masa de pan:
    • El poolish
    • 455g de harina de fuerza
    • 175ml de agua
    • 18g de sal
    • 12g de levadura fresca
    Preparación:

    Para el poolish:
    Unimos todos los ingredientes con una cuchara de madera. Tapamos con un paño y dejamos reposar a temperatura ambiente 12/16 horas. Yo lo hice la noche anterior.





    A la mañana siguiente, mezclamos el poolish, con la harina restante y el agua (yo lo hice con los ganchos de amasar de una batidora eléctrica de mano) Me llevó unos cinco minutos esta operación. Tapamos la masa de nuevo y dejamos reposar unos 20/30 minutos...



    Pasado el tiempo le añadimos la sal y el resto de la levadura, mezclamos bien (de nuevo con la batidora) y dejamos reposar 70 minutos...



    Pasado el tiempo, dividimos la masa en dos partes y así como la partimos, colocamos cada mitad en una bandeja de horno espolvoreada de harina, dándole forma un tanto alagarda pero sin "colocarla" demasiado, pues este pan está más bonito si adquiere una forma desigual...





    Dejamos levar de nuevo e introducimos a horno precalentado a 240ºC hasta que la corteza esté dorada. Podemos hacerle unos cortes antes de introducirlo al horno. Yo lo dejé tal cual.




    Imprimir

    risotto a la vainilla con vieiras

    Un buen risotto debe tener una consistencia cremosa, pero los granos de arroz deben estar al dente (expresión italiana que significa "firmes al moderlos").
    No es tan fácil como parece, y preparar un risotto exige la constante atención del cocinero, removiendo y añadiendo caldo cuidadosamente hasta que esté perfectamente cocinado.
    La elección del arroz es muy importante; el arroz ideal libera su almidón gradualmetne durante el largo proceso de cocinar y remover, para obtener la consistencia deseada. Tradicionalmente se usan las variedades italianas de arroz de grano corto superfino, sobre todo aroborio y carnaroli. De los dos, el carnaroli es el más fácil de manejar si no se es un experto, ya que se mantendrá firme un poco más de tiempo que el arborio. En la región de alrededor de Venecia se usa otro arroz llamado "vialone nano", con resultados fabulosos.





    Ingredientes:
    • 200g de arroz arborio
    • 6 vieiras
    • 1 cebolla
    • 600ml de caldo de verduras o pescado hirviendo
    • 120ml de vino Albariño (u otro vino blanco)
    • El interior de una vaina de vainilla o una puntita de vainilla en polvo
    • Un chorrito de coñac
    • 25g de mantequilla
    • sal
    • AOVE
    Preparación:

    Pelamos, limpiamos la cebolla y la picamos. Calentamos un chorro de AOVE en una sartén, añadimos la cebolla y dejamos pochar...



    Cuando esté transparente añadimos el arroz y removemos para que se impregne en el aceite...



    A continuación añadimos el vino blanco y la vainilla. Removemos...



    Vamos añadiendo caldo poco a poco, mientras vamos removiendo continuamente hasta que el arroz lo absorba y esté cremoso. Salamos...



    Cuando el arroz esté al dente, añadimos la mantequilla y el coñac. Removemos para integrar...



    Colocamos una plancha o sartén a fuego fuerte con unas gotas de AOVE y añadimos las vieiras unos 2 o 3 minutos por cada lado...



    Retiramos el risotto del fuego, emplatamos y decoramos con las vieiras. Servir de inmediato.





    Imprimir



    Agar agar tres chocolates

    Antes de las vacaciones de verano, os había hablado de un ingrediente con el que estaba experimentando, el "Agar agar
    La verdad es que cada vez me gusta más cocinar con el. Es increíble el poder gelificante que tiene y la  textura que se consigue en las preparaciones. Me gusta muchísimo más que la gelatina. Lo que peor llevo es coger el punto exacto de cantidad necesaria pero supongo que poco a poco lo iré consiguiendo o por lo menos mejorando.
    La receta que os presento es muy muy fácil de hacer y muchos de vosotros la reconocereis enseguida por su parecido con la tarta tres chocolates. A diferencia de esta, los ingredientes son mínimos y las calorías también merman bastante. El resultado es un postre muy ligero, delicioso y como ya veréis, no es nada complicado.




    Ingredientes:

    1 1/2l de leche desnatada
    100g de chocolate negro
    100g de chocolate blanco
    100g de chocolate con leche
    6g de agar agar
    Preparación:

    Untamos con una fina capa de aceite el molde que hayamos escogido. Ponemos 500ml de leche al fuego...



    Le añadimos 100g de chocolate, en este caso hemos empezado por el blanco. Removemos a fuego bajo hasta que el chocolate se derrita por completo...


    Añadimos 2g de agar agar en forma de lluvia y aumentamos el fuego hasta que alcance el hervor. Hervimos durante un minuto, momento en el que retiramos del fuego y volcamos la preparación en el molde pasándola por un colador...



    Procedemos del mismo modo con el resto de las capas. Mientras se prepara la siguiente guardamos el molde en el frigorífico. Una vez finalizadas todas las capas dejamos enfríar por completo hasta solidificar. Para desmoldar introducimos el molde unos instantes en agua caliente y volcamos sobre un plato o fuente.
    *Notas:

    Si queremos que este postre resulte más cremoso, podemos sustituir toda o parte de la leche por nata.
    Los más golosos pueden añadirle azúcar al gusto.
    Al contrario que la gelatina, el agar agar necesita hervirse, por lo que este paso es fundamental.
    Los preparados con gelatina siempre es recomendable realizarlos con un día de antelación. Con el agar agar, con 4 horas antes es más que suficiente.Por si alguien se lo pregunta, he comprado el agar agar en el supermercado de El Corte Inglés, pero también lo podéis adquirir on line, aquí.
    Si no disponemos de Agar agar, podemos sustiuirlo respetando esta proporción: "1g de Agar agar = 4 hojas de gelatina (2g cada hoja)





    Bizcocho otoñal de castañas


    "Las castañas son ricas en hidratos de carbono complejos. La cantidad de grasa presente en ellas es bastante similar a la de los cereales y por lo tanto notablemente inferior a la que contienen los frutos secos. Gracias a estas propiedades y a que su contenido en agua es cercano al 50 por ciento, la castaña es uno de los frutos secos de menor contenido calórico.




    Generalmente las castañas no se consumen crudas ya que de este modo resultan duras y ásperas, por lo que lo más frecuente es cocerlas o asarlas. Si bien, en caso de consumirlas crudas es preferible hacerlo cuando están muy tiernas.

    A la hora de cocinarlas, lo más adecuado es pelarlas y hervirlas durante una media hora. Una de las forma más comunes de consumir las castañas es asadas al horno o a la brasa, haciéndoles un pequeño corte en la piel para evitar que revienten. Un modo diferentes de consumir castañas es en forma de puré. Para elaborarlo, se hierven las castañas y se aplastan hasta obtener una pasta uniforme a la que se le puede añadir leche o azúcar. Además, con las castañas se elabora el exquisito "marron glacé", un postre francés en el que se emplea clara de huevo y castañas de la mejor calidad que se pelan, confitan y glasean.
    Las castañas se pueden encontrar en el mercado desde principios de otoño hasta finales de invierno. A la hora de la compra es importante tener en cuenta el estado de su piel, que debe ser brillante. Para conservarlas en casa, nada mejor que guardarlas en un lugar fresco y seco. Es importante no almacenarlas dentro de bolsas de plástico ya que pueden enmohecerse. Tanto crudas como asadas, las castañas pueden conservarse perfectamente en el congelador durante unos seis meses."

    ¿Qué mejor representación del otoño que las castañas?

    Este fruto seco siempre lo he comido crudo, asado o cocido y las pocas veces que lo he visto integrado en alguna receta, nunca me ha llamado en exceso la antención.

    Disponía de unas hermosas castañas en casa y como me gusta experimentar (aún a conciencia de no confiar demasiado en el resultado) me propuse hacer un bizcocho con ellas.

    El resultado ha sido un bizcocho muy jugoso y muuuuuuuuuuuy rico y que os recomiendo que hagáis sin dudar. He utilizado cantidades pequeñas para que os animeis a hacerlo. Estoy segura de que os gustará.








    Ingredientes:

    50g de mantequilla a temperatura ambiente
    75g de azúcar
    3 yemas de huevo
    3 claras
    250g de castañas
    Anís en grano
    Preparación:

    Comenzamos cociendo las castañas.



    Pelamos las castañas y las colocamos en una tartera con agua fría que las cubra. Añadimos sal, unos granos de anís y las dejamos hervir 30 minutos. Escurrimos las castañas del agua y dejamos enfríar...




    Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso, momento en el que añadiremos las yemas de una en una y continuamos batiendo...



    Una vez las yemas bien mezcladas, montamos las claras a punto de nieve...



    Unimos ámbas mezclas con cuidado de que las claras no se bajen. Lo haremos con movimientos envolventes...


    Hacemos puré las castañas y las mezclamos con la levadura química...


    Unimos las castañas con cuidado a la mezcla de claras y volcamos la preparación resultante en un molde untado de mantequilla y espolovoreado de harina...




    Introducimos a horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos aproximadamente. Pinchamos con un palillo en el centro del bizcocho, si sale limpio es que está listo. Dejar enfríar sobre una rejilla y servir.
    (Podemos decorarlo a nuestro gusto. Yo utlicé nata con un poquito de philadelphia y semillas de amapola)


    Empanada gallega de carne... en espiral!!!

    Una empanada es un alimento preparado compuesto por una fina masa de pan, masa quebrada o de hojaldre, rellena de cualquier alimento salado o dulce. Generalmente se hacen con trigo, pero pueden estar hechas con maíz y otros cereales, y a veces con la adición de alguna grasa, como el aceite o la manteca. Es un alimento elaborado por la mayoría de las culturas gastronómicas de todos los países.
    La empanada gallega deriva en efecto de una "empanada" medieval, esto es: de colocar diversos alimentos -mariscos, etc.- en el hueco practicado en una hogaza lo suficientemente grande de pan, esta preparación se realizaba principalmente para el condumio de los pastores y los peregrinos. Con el tiempo, en lugar de rellenarse un pan ya previamente horneado, se comenzó a hornear la masa de pan con el relleno ya incluido. Actualmente las más típicas empanadas gallegas son las de atún, congrio y bacalao, sin olvidarnos nunca de las de carne y pollo.
    Como alimento se da en casi todas las regiones españolas aunque quizás las más famosas son las de Galicia (conocida como empanada gallega), Asturias y Cantabria.
    La empanada gallegaes una variedad de empanada muy conocida en la cocina gallega y que forma parte de una de sus identidades.
    Y yocomo gallega que soy, no podía pasar sin ponerla, pero eso si, en una versión un poco más original. Una forma diferente de presentar todo un clásico de la gastronomía de mi tierra.


    1.Veamos como preparar el sofrito o farsa con el que rellenaremos nuestra empanda, conocido en Galicia con el nombre de "amoado"

    (Lo primero y yo siempre lo hago de este modo, es empezar por esta preparación. La realizo el día antes, resulta más sabroso)

    Ingredientes amoado:

    400g de carne picada de ternera gallega (preferentemente)
    3 dientes de ajo
    >sal y pimienta
    3 cebollas
    1 pimiento rojo
    ½ cucharada de pimentón dulce
    1 chorrito de vino blanco
    Sal
    1 tomate
    Preparación:

    Colocamos una sartén al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Picamos muy bien las 3 cebollas, el ajo y el pimiento...


    Y lo ponemos en la sartén a pochar. Cuando la cebolla comience a estar transparente le añadimos el tomate también muy picadito y damos unas vueltas para integrar y dejamos al fuego dos o tres minutos más...

    A continuación añadimos la sal y
    Damos unas vueltas e incorporamos el vino blanco. (Se lo añado a ojo pero más o menos 1/2 vasito de agua) Retiramos del fuego. A la carne picada, le añadimos dos dientes de ajo majados, sal y pimienta al gusto y removemos para integrar...




    Para la empanada tradicional no es necesario pero para esta pasé el amoado un poquito por la batidora (luego entenderéis el porque) El día de la preparación, mezclamos la carne con el amoado...es decir, la carne la añadimos en crudo. Luego con el tiempo de horno se hará sin problemas, resultando de este modo más sabrosa y jugosa)
    Preparando la masa de la empanada...


    Ingredientes:

    275g de harina de fuerza
    275g de harina normal
    20g de levadura fresca
    250ml de agua tibia
    100ml de aceite del amoado
    (Sofrito que hace de relleno de la empanada)
    una cucharadita de sal
    Preparación:

    >Tan sencillo como colocar todos los ingredientes según instrucciones de la panificadora. (yo deshago la levadura en el agua) Primero los líquidos y luego los sólidos. Escogemos el programa masa (6) que consta de un amasado y levado. Una vez terminado ya la podemos utilizar.
    Por supuesto, también podemos hacer la masa a mano procediendo de este modo:

    Colocamos la harina en forma de volcán en la mesa de trabajo y colocamos en el centro el resto de ingredientes. Amasamos hasta formar una masa homogénea que no se pegue a los dedos. La tapamos con un paño y la dejamos levar hasta que aumente de volúmen. Aproximadamente una hora.


    .Una vez listo el amoado y la masa, ya sólo nos queda montarla. Veámos como...

    Estiramos la masa y la cortamos en tiras de unos 6cm de ancho. Colocamos una tira de relleno en el centro. Yo lo hago con manga pastelera, de ahí el batido anterior..


    Vamos cerrando las tiras. Presionando bien en los bordes para que no se abran...



    Nos queda una especie de tubo que enrollamos sobre si mismo en forma de espiral. Los demás, los vamos colocando a continuación de este hasta terminar toda la masa...


    Colcamos nuestra espiral sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado o bien untada de mantequilla y espolvoreada de harina.


    Pintamos la superficie con huevo batido e  introducimos a horno precalentado a 200ºC hasta que esté completamente dorada. Como me sobró masa y relleno coloqué unos cuantos tubos en vertical ( o en horizontal, según como se mire...) Decoré con unas cuantas semillas de sésamo esparcidas por la superficie..
    Dejamos enfríar y disfrutamos de este delicioso bocado. (aunque a mi me gusta comerla caliente.)









    Espero que os haya gustado.


    Masa básica de empanada / Panificadora




    Ingredientes:
    • 275g de harina de fuerza
    • 275g de harina normal
    • 20g de levadura fresca
    • 250ml de agua tibia
    • 100ml de aceite del amoado
    • una cucharadita de sal
    Preparación:

    Tan sencillo como colocar todos los ingredientes según instrucciones de la panificadora. (yo deshago la levadura en el agua) Primero los líquidos y luego los sólidos. Escogemos el programa masa (6) que consta de un amasado y levado. Una vez terminado ya la podemos utilizar.

    Peinetas de hojaldre y cabello de angel


    El cabello de ángel se elabora mediante cocción de la pulpa de una cucurbitácea en una solución de azúcar muy concentrada (almíbar) hasta que se deshila en una especie de hilos finos de color amarillo dorado. En España se emplea la calabaza de cidra o almizclera. Suele emplearse en el almibar la misma cantidad de azúcar que de calabaza. En algunas ocasiones se añade a la mezcla zumo de limón (un medio ácido) y canela para aromatizar.

    El dulce resultante, que consta de filamentos delgados de color blanco transparente o ligeramente dorado, se emplea como relleno para pasteles y tartas, por ejemplo se usa como relleno de cocas, ensaimadas mallorquinas, o empanadillas dulces. Es frecuente también verlo en dulces elaborados con hojaldre denominados bayonesas. El dulce de chiverre (elaborado con cabello de ángel) es una comida tradicional en la Semana Santa costarricense y se come como tal o se utiliza de relleno en varias golosinas. Fuente: wikipedia
    Hay que ver que con lo que me gusta el cabello de ángel y apenas lo consumo...
    Os traigo una forma muy muy sencilla y resultona de emplearlo. Espero que os guste.



    Ingredientes:
    • Un rollo de hojaldre. Ya sabéis, del LIDL
    • Cabello de ángel
    Preparación:
    Abrimos el hojaldre y cortamos rectángulos de 10 x 15cm. Los doblamos a la mitad por el lado más largo...

    Hacemos cortes sin llegar al final de algo más de 1cm. Desdoblamos...


    Rellenamos la mitad del rectángulo de cabello de ángel. Volvemos a doblar, con un tenedor presionamos la unión y curvamos un poco. Pintamos con huevo batido e introducimos a horno precalentado a 180ºC hasta que estén doradas. Dejar enfríar y servir.






    Imprimir

    Flan de café y Baileys / Paso a paso


    Ya todos sabéis de mi afición por el Baileys, bueno, esto ha sonado un poco mal. El Baileys no me lo bebo pero trato de introducirlo muy a menudo en mis postres pues es una crema de whisky que me encanta el sabor que le aporta a las preparaciones dulces, como he podido comprobar en la Tarta de queso Baileys y gelatina de café, en el Semifrío de yogur y Baileys, en el Bizcocho de baileys y en el Flan de Baileys que muchos habéis probado. Bien, esta es una versión muy parecida a este último al que sólo le añadimos el café que combinado con el Baileys hacen la combinación perfecta. No dejéis de probarlo, ya que a parte de estar realmente muy muy rico, es muuuuuuuuuuuuy fácil. Espero que os guste.







    Ingredientes:
    • 1l de nata
    • 200g de preparado para flan royal
    • 300ml de café
    • 200ml de baileys
    Preparación:
    Ponemos en un cazo al fuego la nata con el preparado para flan. Removemos bien...


    Cuando llegue a ebullición retiramos del fuego y añadimos el baileys...




    Añadimos el café y removemos para integrar...



    Volcamos la preparación en un molde acaramelado y lo dejamos enfríar. Para todos los flanes lo ideal es prepararlos de un día para otro. Desmoldar y servir.




    Galletas de pistola

    Este es el comentario con el que me topé el otro día. Dice así:
    "Guapa! He hecho una receta tuya! Ve a verla, que te echo un poco la bronca en ella!!! jajajajaja. Besotes, corazón!!!"

    Firmado por Locasita de A mí me gusta comer.

    Como comprenderéis, allá que me fui, rauda y veloz y esto fue lo que ocurrió...
    Resulta que Locasita, se compró una pistola para galletas y... bueno, mejor os lo pongo como lo cuenta ella que no tiene desperdicio...

    "Había que probar la pistola cuanto antes, claro está... y me dispuse a buscar una receta de masa apta para pistola. Qué sorpresa cuando encontré que varios blogs que han hecho galletas de mantequilla con pistola han tomado la receta del blog Kanela y Limón!! Entonces tienen que salir bien, por narices!!! (pero bueno... no fue del todo así... sniffff!)

    Yo ansiosa, que estuve toda la tarde por centros comerciales, mirando cosillas de electrónica con Alberto, y en mente todo el rato ir a comprar la esencia de vainilla (que no tenía y por aquí cerca de mi casa no venden) y mantequilla, que en casa siempre usamos margarina. Por fin, en Alcampo, conseguí la dichosa vainilla, y según indicaciones de conocidos, la compré en polvo, en vez de líquida. Y claro está, también compré la mantequilla, y de paso unas pizzas, para no tener que dedicarme a nada, más que a las galletas, que no me iba a acostar sin hacerlas, aunque me fuera media noche en ello! jaja
    Llegamos a casa a eso de las 9, dejo la mantequilla fuera de la nevera, encima de la vitro, mientras se precalienta el horno, así se va ablandando más de lo que se ha ablandado por el camino en coche, aprovechando el calorcito suave que llega a la encimera desde el horno.
    Y no puedo evitarlo, empiezo a hacer la masa... pero yo en casa no tengo batidora eléctrica de varillas, así que todo a mano... y a mí las varillas manuales no me van mucho, así que tiro de tenedor, a la antigua usanza... y venga a batir, y venga ahí... y vamos, al cabo de un ratazo, el horno ya estaba requetequetequetecaliente, y la masa casi hecha, pero las pizzas sin hacer.
    Y ahí mi error: meter la masa en la nevera mientras cenábamos, que luego la textura cambió, y por los moldes de la pistola no salía la masa, y yo en vez de esperar a que recuperara la textura pre-nevera, me puse a añadirle leche para hacerla más líquida... y entonces, un pasta pastosaaaaaaaaaaaaaaaa, que tampoco se despegaba de la pistola. Me cagüen!!!!! Así que elegí el molde para galletas número 8 (véase la foto de arriba) y le daba 2 pistoletazos, y cortaba con el cuchillo. De sabor, maravillosas, pero la experiencia con la pistola, de momento malilla!!! cachisssssssssssss!!!!! habrá que probar de nuevo, sin meter la masa en la nevera y quizá batiendo más, que yo creo que estaba bien batido todo, pero a saber si las ansias me cegaban y no veía "la realidad".


    Segura estoy que voy a repetir de nuevo con la receta de Cristina (gracias, guapa!!!!!!!), aquí dejo de nuevo el enlace a la receta en su blog Kanela y Limón, para que veáis qué maravillosas le salen a ella y, algún día de éstos, espero que a mí me salgan más o menos así!!!!!

    Y en este punto, ahora mismísimo me acabo de dar cuenta que la levadura se me pasó desapercibida, y NO LE PUSE!!!!! oyoyoyoyoyoyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!!!!!! me tendríais que haber visto la cara que debo haber puesto, con la boca abierta, las manos juntas en una palmada de sorpresa y horror!!!!!!!!!! pero ésto sí que no es culpa del todo mía, eh??? A ver, Cristina!!!! cuándo hay que añadir la levadura???? jajajaja..."

    Bien, el resultado por supuesto lo veréis en su blog. Claro que, después de batir a mano (vete tú a saber como quedó eso) de la pausa que le metió a la masa en la nevera, que después lógicamente cuando fue a por ella debía de estar dura como un cuerno y no se le ocurre otra cosa que añadirle más leche (una vaca le debió hacer falta) y aún por encima va y se le olvida la levadura!!! Y a pesar de todo ello... estaban buenas de sabor y no le han quedado mal del todo!!!!!
    Está claro que esta receta es a prueba de bombas.

    Esta fue mi respuesta:
    "Ay madreeeeeeeeeeeeeeeeeeee jajajajaja lo que me he reídoooooooooooooooooo!! No del desastre culinario ehhhh, si no de como lo has contado!!! Tienes razón que en el paso a paso se me olvidó el paso de la levadura, pero que vamos, como casi siempre se mezcla con la harina. Mira, hacemos una cosa (Y con esto creo que te pago el desperdicio) Este fin de semana, las vuelvo a hacer, saco unas fotos muchos mejores que las que hacía por aquel entonces, pongo todo bien con su levadura incluída y todo súper detallado y luego tú lo vuelves a intentar. Qué te parece??? Hay trato o no hay trato??? Tú dirás...

    (Eso si, nada de meter la masa en la nevera ni cosas raras ehhhh. Lo haces como yo lo haga y me juego el cuello a que te salen igual que a mi.)"

    Pues dicho y hecho. Se que muchas tenéis la pistola de galletas guardada y seguramente olvidada en algún rincón de la cocina, y también se que muchas tenéis problemas para que os salgan decentes las galletas con ella. Os aseguro que esta receta no falla, os saldrán unas galletas muuuuuuuuuuuuuuuuy ricas y bonitas y además, es a prueba de Locasitas... nada más puede fallar.
    Vayamos con la receta



    Ingredientes:
    • 340g de mantequilla
    • 240g de azúcar
    • 2 cucharadas de leche
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 1 huevo
    • 1 cucharadita de levadura química
    • 525g de harina
    Preparación:

    Lo primero que debemos tener en cuenta es que la receta pide MANTEQUILLA y que esta debe estar a temperatura ambiente. No vale ablandarla en el microondas ni ponerla cerca de fuentes de calor. Tiene que ablandar por si misma sin más ayuda que la citada ya, temperatura ambiente.
    Colocamos la mantequilla en el recipiente de la batidora y encima, ponemos el azúcar. Comenzamos a batir...



    He cronometrado el tiempo y he batido durante 10 minutos a máxima potencia, hasta conseguir una textura cremosa y blanquecina. Una vez conseguido este resultado, añadimos la leche y la vainilla. Para que nadie tenga problemas con la medida de la cuchara, he pesado los líquidos, siendo 20g de leche y 10g de vainilla (esta debe ser líquida). Seguimos batiendo...



    Cuando la mezcla esté homogénea ( para esto se tarda pocos segundos, no es necesario batir durante mucho tiempo) Añadimos el huevo, y batimos hasta que se mezcle (esta acción nos llevará también poco tiempo) Añadimos la harina, que la tendremos tamizada con la levadura (que también he pesado, =4g) Lo haremos poco a poco, mientras seguimos batiendo hasta que esté completamente integrada...



    Terminamos de integrar con una espátula y ya tenemos la masa lista...



    Introducimos la masa en la pistola y apoyamos la boca de la misma por completo sobre una lámina de silicona o bien en la propia bandeja del horno, pero, y esto es muy importante, SIN ENGRASAR, no la untamos de mantequilla ni le ponemos papel ni nada de nada. Luego se despegarán sin problemas. Si engrasamos la superficie donde vamos a poner la pistola, la masa no se quedará adherida y por lo tanto no podremos formar las galletas. De este modo, Pegamos un "tiro" contamos un segundo, retiramos la pistola de un golpe seco y obtendremos las formas de galletas sin problema...



    Llenamos las bandejas, o bien de la misma forma o vamos intercambiando los distintos moldes...



    Introducimos a horno precalentado a 170ºC hasta que empiecen a tomar un color dorado, unos 12 minutos aproximadamente.

    Estas son las distintas formas que podemos conseguir...























    Salen muchísimas galletas...





    Por supuesto, podemos decorarlas al gusto, con chocolate, frutos secos, guindas y todo lo que se nos ocurra. 
    Locasita es tu turno. Espero con ansia tus galletas...
    Imprimir

    Tarta pene!!!!!!

    Antes de nada, si hay niños con vosotros, tapadles los ojos...



    Os dejos las fotos de una tarta que acabo de terminar y que me han encargado para esta noche para una despedida de soltera.
    Cuando me pidieron una tarta con esta forma, no tenía ni idea de como la iba a hacer pues no tengo molde que se le parezca... Si soy sincera, me ha quedado mucho mejor de lo que esperaba. Le he ido dando forma a un bizcocho genovés hasta terminar en lo que veis. No voy a decir "espero que os guste" pero si os saco una sonrisa, me conformo. ¡Que paséis un feliz fin de semana!






    Bizcoflan de coco y chocolate

    Reconozco que no me gusta demasiado el coco. Si veo una bandeja llena de mil pasteles diferentes, el de coco será el último que coja. Por eso este postre me ha sorprendido tanto...¡¡ Me ha encantado!!
    Así que si me ha gustado a mi, a los amantes del coco os volverá locos. Es una auténtica delicia.







    Ingredientes:
    * 190g de coco rallado
    * 50g de maizena
    * 3 huevos
    * 300ml de leche
    * 200ml de nata
    * 1 lata de leche condensada (397g)
    * 2 cucharadas soperas de azúcar glas
    Preparación:
    Juntamos la leche, el azúcar y la maizena. Mezclamos bien...

    Añadimos el resto de los ingredientes menos el coco. Volvemos a mezclar...
    Por último incorporamos el coco. Volcamos la mezcla en un recipiente untado de mantequilla, aunque mejor si es de silicona...
    Tapamos con papel de aluminio y cocemos a baño maría en horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos o hasta que esté cuajado. Dejamos enfríar por completo antes de desmoldar...
    Lo podemos cubrir con una ganache de chocolate hecha de la siguiente manera. Ponemos en un cazo al fuego 100g de nata y en otro recipiente picamos 100g de chocolate para fundir...

    Cuando la nata comience a hervir la volcamos sobre el chocolate picado. Dejamos reposar unos instantes, removemos y ya está lista. Cuando temple la volcamos sobre el pastel de coco.

    Si queremos hacer las bolitas de coco para decorar, sólo tenemos que poner un poco de coco en un recipiente (la cantidad de coco dependerá del número de bolitas que queramos hacer) Le añadimos la leche condensada necesaria para que nos quede una masa con la que podamos dar forma de bolas. Una vez formadas las rebozamos en coco rallado y ya están listas.
    Lo metemos en la nevera antes de servir...

    >

    Cubierto de chocolate con leche...


    fuente:http://dejeunersdelola.canalblog.com/archives/2010/01/30/16721871.html

    El brioche de Julia Child



    ¿Habéis visto la película Julie & Julia?



    Trata de una jóven que decide dedicar un año a preparar todas las recetas del libro "Dominando el Arte de la Cocina Francesa" Clásico libro de cocina de la célebre cocinera Julia Child. Durante el año que durará este reto, escribe cada día sus experiencias en un blog que irá ganando muchos adeptos.

    Pues bien, por si alguien no lo sabía, Julia Child es real, ha existido. Magnífica cocinera Estadounidense, responsable de introducir la cocina francesa en Estados Unidos. Falleció el 13 de Agosto de 2004. A punto de cumplir 92 años de edad.

    He tenido el honor de cocinar una de sus fantásticas recetas y como todas tengan el mismo resultado que esta, me temo que la película tendrá una segunda parte, pero en esta ocasión seré yo la protagonista...

    Fantástico brioche que os invito a realizar sin la menor duda de que os va a encantar tanto como a mi.

    Os he preparado un minucioso paso a paso para que nadie tenga excusas para no hacerlo.

    Vayamos con la receta...









    Ingredientes:

    Esponja:
    • 85ml de leche entera tibia (Utilicé desnatada)
    • 20g de levadura fresca de panadería ( o un sobre de la seca)
    • 1 huevo
    • 360g de harina de fuerza
    Para la masa de brioche:
    • La esponja
    • 70/100g de azúcar (según te guste de dulce)
    • 1/2 cucharada de café de sal
    • 4 huevos batidos
    • 200g de harina
    • 170g de mantequilla a temperatura ambiente
    Preparación:

    En un tazón colocamos la leche, la levadura y el huevo. Removemos hasta disolver la levadura...



    Volcamos esta mezcla en la panificadora y le añadimos 180g de harina...



    Amasamos durante 5 minutos...



    Volcamos encima los otros 180g de harina y sin tocar nada lo dejamos así hasta que leve unos 30/40 minutos. Pasado el tiempo y con el aumento de la masa, la harina presenta grietas y la masa asoma entre ella...




    Colocamos encima el azúcar, la sal, los huevos batidos y 180g de harina (reservamos 20g sólo por si es necesario) Amasamos durante 15 minutos...




    Como mi masa se veía aún demasiado pegajosa, necesité los 20g de harina que tenía reservados. Los añadí y seguí amasando...



    Una vez terminado el amasado, incorporamos la mantequilla en trozos. No añadiremos el siguiente hasta no tener bien integrado el último... ( Y seguimos amasando eh)



    El resultado será una masa lisa y brillante. La volcamos en un amplio recipiente con una fina capa de aceite y la tapamos con papel film. Deberá levar hasta aumentar el doble su volúmen...



    Aquí la masa aumentada dos horas más tarde...




    Ahora damos forma como más nos guste. Os pongo algunos ejemplos que yo hice...









    O simplemente formamos bollos. Una vez dados forma, los dejamos levar de nuevo...



    Y cuando estén listos los pintamos con huevo batido...




    Introducimos a horno precalentado a 180ºC hasta que tengan un bonito color dorado. Unos 15 minutos aproximadamente.

    A la plancha y con mermelada... !!!Ummmm!!!

    De los mejores brioches que he comido.





    Fuente:http://www.papillesetpupilles.fr/2006/10/la-brioche-de-julia-child.html

    ¡¡¡ya estoy de vuelta!!!

    Año nuevo, vida nueva...

    Ya, ya se que no es nochevieja, tranquilos, no me he vuelto loca. Lo que ocurre es que este blog cumple un año de vida y de ahí la frase.
    Después de unas largas vacaciones, vuelvo con las pilas cargadas a tope, con nuevas recetas que espero os gusten tanto como para hacerlas y con nueva estética que también espero que os guste porque los cambios están hechos por y para vosotros.

    Y como esto es un blog de cocina y no el diario de una mujer en apuros, doy paso a la primera receta de este nuevo año blogueril que espero sea tan satisfactorio como el anterior. Pero no sin antes deciros que...

    ¡¡¡OS HE ECHADO DE MENOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS!!!


    ARROZ A LA MANZANA CON CÚPULA DE HOJALDRE



    Un arroz original con una presentación a su altura. Un poco laborioso pero que desde luego no dejará a nadie indiferente...



    Ingredientes:


    1 plancha de hojaldre (LIDL)
    200g de arroz
    1l de zumo de manzana
    100g de pasas
    1 bote de leche condensadan
    300ml de leche
    Un chorrito de brandy
    1 rama de canela


    Preparación:

    Comenzamos preparando la cúpula de hojaldre.
    Vamos a necesitar un bol tipo ensaladera apto para el horno. Lo forramos de papel de aluminio y lo untamos bien de mantequilla...


    Abrimos el rollo del hojaldre...

    Le pasamos el rodillo haciendo presión para que los cortes queden bien marcados... (Podemos espolvorear la masa con harina para que este no se adhiera y se desprenda bien)



    Abrimos la masa un poco antes de colocarla. La cogemos con cuidado y la colocamos sobre el bol y con un cortador de pizza retiramos lo que nos sobre...


    En la base podemos colocar una tira de hojaldre que pegamos con huevo batido. La pinchamos para que no hinche...



    Introducimos a horno precalentado a 200ºC hasta que esté dorada. Dejamos enfríar por completo y desmoldamos con sumo cuidado. Podemos decorar la base con un lazo a nuestra elección.



    Preparamos el arroz:


    Ponemos un cazo al fuego con 1/4l de zumo de manzana y una rama de canela. En cuanto rompa el hervor añadimos el arroz...




    Junto con el arroz, añadimos las pasas...




    Removemos constantemente y en cuanto veamos que se va quedando seco, añadimos las leches...


    Sin dejar de remover...


    Vamos añadiendo zumo de manzana hasta incorporarlo todo. Por último añadimos un chorrito de brandy. Removemos, apagamos y dejamos reposar unos 10 minutos...




    Limpiamos bien las manzanas y les cortamos la parte superior...


    Las vaciamos y colocamos dentro el arroz..
    Servir frío o caliente...




    *Notas:
    Si no nos gusta en exceso el sabor del zumo de manzana, podemos realizar el arroz con leche tradicional e incorporar al final unos cubos de manzana pasados por la sartén con un poco de mantequilla. De este modo podemos seguir llamándolo " arroz a la manzana" y encajará perfectamente con la presentación.

    La cúpula de hojaldre cumple una función meramente estética, pero doy fe de que está muy rica asi que podemos comerla sin problemas. La he realizado en varias ocasiones como "tapa" de todo tipo de tartas lo que hace que la presentación de los postres sea muy llamativa.


    Haciendo honor a la verdad, debo decir que nos es oro todo lo que reluce y la elaboración de la cúpula no es tan fácil como parece. La que véis en imágenes era la tercera que intentaba... La primera no le daba cogido el "tranquillo" al rodillo y la masa o se pegaba continuamente o el dibujo no quedaba bien marcado, lo que hizo que malgastara dos rollos de hojaldre y la segunda no se desmoldó bien, rompiendo en varios pedazos. La experiencia es un grado y para aprender, hay que equivocarse, así que preparaos para ello.

    Con todo, espero que os haya gustado la receta.

    Bautizo de Aitana y novedades...

    Hago un alto en el período vacacional del que disfruto por que no quería dejar pasar esta tarta fondant que he preparado para el bautizo de Aitana que se celebra hoy, que dicho sea de paso es el día de Galicia, Santiago Apóstol. Desde aquí mis felicitaciones a toda la familia de Aitana y os deseo un día inmejorable.

    También quería deciros que he sido una de las ganadoras del concurso organizado por Lazy Blog y cerezas del Jerte y que estoy muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy contenta. Desde luego ha sido todo un reto ganar este concurso con la gran participación que había y el elevado nivel de las recetas presentadas y no quería dejar pasar la oportunidad de felicitar a todos los ganadores y participantes. Gracias especiales a tod@s los que me habéis felicitado y que paséis un feliz verano. Hasta la vuelta.










    Imprimir

    Pan de leche y chocolate / Paso a paso




    Ingredientes:

    • 500g de harina de fuerza
    • 250ml de leche
    • 50g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 25g de levadura fresca de panadería
    • 1 cucharada de sal
    • 100g de azúcar
    • 40g de cacao puro Valor

    Preparación:

    Colocamos todos los ingredientes en la cubeta (excepto el cacao). Primero los líquidos y luego los sólidos. Amasamos durante 15 minutos (programa 7) y una vez terminado, retiramos la masa, la pesamos y la dividimos en dos partes iguales. Introducimos una de ellas de nuevo en la panificadora y agregamos el cacao. Volvemos a amasar durante otros 15 minutos. (Si vemos que al cacao le cuesta integrarse, añadimos un chorrito de leche en la panificadora)



    Pasado el tiempo, ya tenemos las dos masas, una blanca y otra chocolateada. Las introducimos en dos recipientes untados con una fina capa de aceite. Las tapamos con papel film y dejamos levar hasta que aumenten el doble su volúmen...



    Una vez que han levado, las estiramos con rodillo en forma rectangular y colocamos una encima de la otra, dejando la blanca debajo. Las enrollamos sobre si mismas y dejamos levar de nuevo, momento en el que pintamos con huevo batido e introducimos a horno precalentado a 180ºC durante 25 minutos.